Antilavado de Dinero: Las auditorías frente a los riesgos de lavado de dinero en las empresas

Las auditorías frente a los riesgos de lavado de dinero en las empresas

 Dijo el especialista antilavadodedinero Juan Miguel del Cid Gómez, que: “Una vez que la firma de auditoría ha comprendido la exposición al riesgo, tendrá que desarrollar un programa de prevención contra el lavado de dinero que sea adecuado para controlarlo”.

El lavado de dinero puede ser definido de forma amplia como cualquier acción o intento de ocultar o disfrazar la identidad de los ingresos obtenidos ilegalmente para dotarlos de una apariencia de origen legal.

Las personas físicas o jurídicas que actúan como auditores, contables externos y asesores fiscales son sujetos obligados de acuerdo con la Ley sobre determinadas medidas de prevención del lavado de dinero o blanqueo de capitales.

Hoy en día las firmas de auditoría prestan una variada gama de servicios, donde están, por ejemplo, los relacionados a la prevención y control del lavado de dinero, financiamiento al terrorismo y otros delitos afines al crimen organizado transnacional.

Para ampliar el tema, antilavadodedinero.com, entrevista al catedrático y especialista antilavado dinero y contra el financiamiento al terrorismo, Juan Miguel del Cid, quien afirmó: “El blanqueo de capitales constituye un riesgo para las firmas de auditoría que puede presentarse en una doble vertiente.

El riesgo regulatorio, asociado con no cumplir las obligaciones impuestas por la legislación contra el blanqueo (no informar sobre operaciones sospechosas, no identificar a los clientes correctamente o no tener un programa de prevención adecuado).

También existe un riesgo de reputación que se deriva de una posible publicidad negativa que cause una pérdida de confianza en la integridad del auditor. El auditor tiene que reconocer el riesgo en este campo y desarrollar métodos para mitigarlo y manejarlo”. Indicó.

¿Cuáles serían los riesgos más conocidos?

“Mediante la adopción de un enfoque basado en el riesgo es posible asignar de forma más eficiente los recursos de acuerdo con los riesgos identificados. Los criterios de riesgo más frecuentemente usados son el riesgo geográfico, el riesgo del cliente y el riesgo de servicios.

Una vez que la firma de auditoría ha comprendido la exposición al riesgo tendrá que desarrollar un programa de prevención del blanqueo adecuado para controlarlo, teniendo en cuenta los recursos de personal disponibles y el nivel de capacitación necesario para fomentar su cumplimiento”.

¿Existe algún programa para prevenir los riesgos?

"El programa de prevención del blanqueo de capitales que una firma de auditoría ha de implantar debe desarrollar los siguientes puntos:
• Debida diligencia con el cliente.
• Establecimiento de órganos de control.
• Análisis de operaciones.
• Comunicación d operaciones sospechosas al SEPBLAC.
• Formación de empleados y directivos
• Revisión por un experto externo.

Como parte de estos programas, indicó Juan Miguel del Cid, las firmas de auditoría deben aplicar las medidas de debida diligencia al establecer una relación de negocios con los clientes, ante sospechas de blanqueo y cuando hay sospechas o dudas sobre la veracidad de los datos de identificación”.

¿En qué consisten las medidas?

“La primera medida consiste en la identificación y comprobación de la identidad del cliente (y del titular real de la empresa) con documentos, datos o informaciones obtenidas de fuentes fiables e independientes. Las medidas de debida diligencia también incluyen el seguimiento continuo y el escrutinio de las transacciones a fin de garantizar que coinciden con el conocimiento que se tenga del cliente y de su perfil”.

¿Es órgano de control es el encargado de conocer, prevenir e impedir la realización de operaciones relacionadas con el blanqueo de capitales?

En relación a este punto, Juan Miguel del Cid agregó: “Tienen que constituir este órgano las sociedades de auditoría y los auditores individuales con más de 25 empleados. Si se trata de un auditor individual con menos empleados, el titular desempeñará las funciones propias del órgano de control.

Es de señalar, continuó, que el Órgano de Control Interno y Comunicación (OCIC) se encarga de definir los objetivos y políticas de prevención, analizar las operaciones sospechosas, comunicar al SEPBLAC (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales) todas las operaciones que tras su análisis sean consideradas sospechosas, responder a los requerimientos del SEPBLAC, establecer los planes de formación del personal, y elaborar y difundir entre directivos y empleados un listado de operaciones susceptibles de ser utilizadas para el blanqueo de capitales.

Es importante, indicó, que los auditores están obligados a comunicar cualquier hecho u operación respecto al que exista indicio o certeza de que está relacionado con el blanqueo de capitales.

También se comunicarán las operaciones que muestren una falta de correspondencia ostensible con la naturaleza, volumen de actividad o antecedentes operativos de los clientes, siempre que no se aprecie justificación económica, profesional o de negocio para la realización de dichas operaciones”.

¿Qué hacer con las operaciones sospechosas?
“Todas las comunicaciones de operaciones sospechosas se efectuarán a través de los órganos de control interno”. Indicó el especialista antilavado de dinero y con6tra el financiamiento al terrorismo.

“Asimismo, en relación con el deber de secreto que establece la Ley de Auditoría, no se encuentra vulnerado por el hecho de cumplir las obligaciones de comunicación anteriormente mencionadas y previstas legalmente. Las actuaciones que se estén realizando en materia de prevención de blanqueo de capitales no pueden revelarse al cliente”. Concluyó el doctor Juan Miguel del Cid Gómez.

Cabe indicar que Juan Miguel del Cid, quien es Presidente del Instituto Iberoamericano de Compliance. Pr. de Economía Fra. y Contabilidad en UGR (España), Doctor en CC. Económicas y Empresariales. Catedrático de Escuela Universitaria de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Granada. Coordinador de diversos proyectos de innovación docente. Director del curso de Experto en Investigación Financiera y Recuperación de Activos, entre otros.

Antilavadodedinero

 

22/09/2018