Antilavado de Dinero: ¿Qué pasará cuando se regulen las criptomonedas?

¿Qué pasará cuando se regulen las criptomonedas?

El responsable de Innovación de Cajamar, Miguel Castillo, es uno de los expertos que ha pasado por Alicante para participar en el encuentro Bei Forum de Fundeun para hablar de lo que ha supuesto la transformación tecnológica en el sector financiero, pionero en el desarrollo de sistemas de ciberseguridad, en la aplicación de la inteligencia artificial y deseoso de experimentar nuevas posibilidades con la tecnología desarrollada por las criptomonedas cuando una legislación garantista lo permita.

Estos días hemos oído hablar mal y bien de las criptomonedas en el encuentro Bei Forum de Fundeun. ¿Qué confianza le generan a usted?

No es un problema de confianza en la tecnología o no, simplemente que a día de hoy no está respaldada por ningún país. No tenemos ningún tipo de legislación que cubra ese tipo de monedas amparadas específicamente en una tecnología.

Lo que desde nuestro punto de vista es muy importante es la tecnología en la que se basan algunas de esas criptomonedas, como blockchain, que puede utilizarse en las entidades financieras en nuevos servicios, en la optimización de los actuales o en generar más confianza y trazabilidad en las transacciones para evitar que haya fraudes intermedios.

¿Es la ciberseguridad una prioridad para la banca?

La cantidad de horas que está dedicando el equipo productivo a ciberseguridad en los dos últimos años se ha triplicado, incluso se ha formado un equipo de ciberseguridad independiente que valora cualquier tipo de tecnología que se quiera implantar, actuando como una auditoría más. Desde el principio hemos ido desarrollando mecanismos de seguridad, por eso somos una de las entidades que menos fraude ha tenido.

Existe además control externo.

Estamos en un entorno hiper regulado y el Banco de España cada dos por tres está haciendo auditorías para comprobar que los procedimientos se hacen de forma correcta. Todo ello hace que tengamos un nivel altísimo de seguridad.

¿Qué avances vamos a poder disfrutar dentro de poco en banca?

Los clientes van a empezar a interactuar con inteligencia artificial. Un ejemplo son los chatbots. Pero el impacto más fuerte va a ser cómo normativas como PSD2 van a hacer que todas las entidades financieras a partir de 2019 nos tengamos que abrir a los TBP o iniciadores de pago, lo que generará un nuevo ecosistema de servicios.

¿Hablamos del dinero del futuro?

Las entidades financieras somos prudentes en general. Por el hecho de ser innovadoras no vamos a trasladar ningún riesgo de este tipo a los clientes, y menos en un marco que no están regulado. Santander y BBVA están haciendo algunas cosas con tecnología asociada a Ripple, controlada. Pero va a llegar un momento en el que todas las criptodivisas van a ser un estándar de facto. Se convertirán en un producto financiero más cuando la Administración desarrolle una regulación.

Estamos viendo una proliferación de sistemas de pago como ICO (Initial Coin Offering).

Hay startups que para financiarse ofrecen derechos sobre la empresa mediante ICOs y te dan un token, que es algo así como una acción. Incluso han surgido compañías que han creado plataformas para generar ICOs y se han financiado con ellos. Si todo el mundo fuera bueno estas prácticas serían válidas, pero puede llegar a tener sus problemas y en ciertos casos acaban viéndose estafas piramidales. Por eso el Banco de España y la CNMV advierten de que estos sistemas no están regulados ni supervisados y la inversión no está protegida.

¿Es Cajamar una entidad innovadora?

Nos sentimos orgullosos del trabajo que venimos haciendo desde hace mucho tiempo de transformación digital. Cajamar fue la primera entidad nacional que tuvo una banca electrónica. Seguimos introduciendo nuevas funcionalidades como el onboarding digital, darse de alta utilizando una videoconferencia, y se está haciendo un gran esfuerzo para estar más cerca de las nuevas generaciones que no quieren pasar por la oficina poniendo a disposición cuentas que son solo de internet.

¿Qué porcentaje hay de usuarios 100% digitales?

Nos estamos encontrando que en las ciudades la transición hacia la banca electrónica ha ido creciendo mucho más rápido, pero en poblaciones más pequeñas se mantiene la oficina como el punto de contacto casi principal. Inciden además aspectos culturales o de edad. Al final lo que tenemos que hacer es ponérselo fácil a los clientes.

ALD/VAlenciaPlaza

 

21/05/2018