Antilavado de Dinero: El problema de Centroamérica es ser puente del crimen organizado

El problema de Centroamérica es ser puente del crimen organizado

 El crimen organizado influye actualmente en Centroamérica y genera un problema de seguridad en la región, sumado a cómo los gobiernos adoptan políticas para combatir a esas estructuras.

Así lo planteó el analista de política internacional Carlos Murillo, quien aclaró que cuando se habla de crimen organizado no son solo los carteles del narcotráfico, se incluyen además las mafias, grupos de contrabando de armas, migrantes y se vuelven “un negocio cada vez más rentable” que afecta a Costa Rica.

“El problema de Centroamérica es estar ubicado entre dos masas que son América del Sur y América Norte y ser un puente de flujo de tráfico de drogas, personas, lavado de dinero y crimen organizado, siendo un istmo que comunica los océanos Atlántico y Pacífico a través del Caribe, entonces por todo lado vienen las influencias a Centroamérica”, detalló.

El experto aseguró que los gobiernos “no toman conciencia de la gravedad del problema”, particularmente Costa Rica.

“En el caso de Honduras la penetración del crimen organizado ya está en las altas esferas del poder; hay empresarios y banqueros detenidos porque han estado vinculados al crimen organizado. En Guatemala es más la pérdida de control del gobierno sobre el territorio, en el sentido que no hay presencia del ejército.

El Salvador es un estado más controlado por la polarización política entre Arena y el FML, en Nicaragua es prácticamente una repetición de la realidad de hace 100 años con Somoza controlando todo a como lo hace hoy Daniel Ortega”, manifestó.

Sin embargo detalló que la situación para Costa Rica es un poco diferente al resto de Centroamérica, aunque eso no implica que no haya crimen organizado.

“En nuestro país es diferente porque hay un marco institucional legal más sólido que en el resto de Centroamérica y la penetración del sistema político por el crimen organizado es menor, pero sí la hay, aunque menor que la de Honduras y Guatemala.

En Panamá por el Canal es otra realidad distinta, la presencia de Estados Unidos es un factor determinante en Centroamérica, pero con más razón con los vecinos del sur”, detalló.

Según el experto, la presencia de los grupos criminales en el istmo puede llegar a generar una gobernabilidad alternativa, estados donde la autoridad está en manos del crimen organizado y que incluso la población lo acepta.

Además dijo que el tema no debe ser atendido solo de manera individual por cada país porque los grupos criminales trabajan con alianzas entre ellos o una sola estructura tiene presencia en varios países.

“Lo que queda es adoptar políticas de seguridad y defensa regionales, a nivel de América y cada uno de los gobiernos debe adoptar las políticas públicas específicas y la implementación se debe dar en todos los niveles porque al final por ejemplo los gobiernos municipales deben tener políticas”, añadió.

ALD

 

 

18/10/2017