Antilavado de Dinero: Responsabilidad penal en delito corporativo

Responsabilidad penal en delito corporativo

 Afirmó el especialista antilavado de dinero Raúl Saccani: “Constantemente en el Congreso se discute cómo será el sistema de la responsabilidad penal que recaerá sobre las compañías; cuáles son las prácticas y normativas que avanzan en el mundo para intentar frenar el delito corporativo”.

En medio de los vaivenes en el Congreso por el debate sobre la ley de responsabilidad penal de las personas jurídicas, Tendrán que hacerlo. Y una razón para transitar un camino formal hacia la transparencia, es el compromiso del Gobierno argentino de formar parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el selecto grupo de 35 países, entre los cuales el único latinoamericano es Chile.

Aclaró Raúl Saccani que la FCPA, por su nombre en inglés, una ley de los Estados Unidos que tiene alcance internacional. Se trata de la penalización de las prácticas corruptas en el exterior, y se imponen multas a empresas norteamericanas, a sus subsidiarias y a las firmas extranjeras que cotizan sus valores en bolsas de los Estados Unidos.

¿Qué papel tiene la investigación para la empresa?

Dijo Saccani, que cuando en una empresa hay una fuerte sospecha de que uno de sus integrantes tiene manejos turbios, “se inicia un proceso de investigación que puede ser llevado a cabo por terceros. El que aparece en una empresa cuando algo sale mal, se le hace una investigación interna para tratar de restaurar la confianza que se rompió en la compañía por el mal manejo de esa o más personas.

En estos casos, agregó, recomendamos el asesoramiento jurídico desde el minuto cero. Algunos de los pasos que se siguen son: la recolección de evidencia con todos los recaudos para preservar las pruebas, el análisis y la revisión de documentos, el contacto con la gente, y una serie de entrevistas”.

Se dice que en Argentina no está claro si la empresa puede o no revisar los mails de los empleados, algo que en Estados Unidos es normal. ¿Qué nos puede decir?

“Aquí, en Argentina, algunos jueces consideran que el correo electrónico de la compañía es privado del empleado, y que cuando la empresa le pide a su trabajador que firme un documento donde da consentimiento para poder revisarlo, la persona se ve forzada a aceptar, por lo que no es legal.

Asimismo aclaró que “Existe otra visión en el marco judicial y que si la computadora es resguardada con todos los recaudos legales, la prueba es válida. Como sea, en el marco de una investigación se viven momentos de enorme tensión”.

¿Se cumplen los objeticos de investigación?

“Cuando los objetivos que se les imponen a las personas dentro de la compañía son demasiado altos, se allana el camino de la corrupción y del fraude, ya que se trata de hacer casi cualquier cosa con tal de llegar al bono o como al camino para conservar el empleo. Se pone en marcha lo que los expertos llaman "el triángulo del fraude", que consta de: Un motivo: puede ser, por ejemplo, el aumento del costo de vida y el riesgo de que haya que hacer cambios que impliquen bajar algunos de los gastos fijos de la familia. La oportunidad: se busca, o simplemente aparece. La racionalización: la persona se justifica ante sí misma. "Con lo poco que me pagan, me merezco este plus", por ejemplo.

¿A dónde llega la responsabilidad?

"Cuando los objetivos implican crecer en la organización o tener un mayor bonos, se induce a las irregularidades. Tiene que haber una conciencia a nivel del directorio de que los objetivos deben ser lo más cercanos a la realidad posible. Esto minimiza el riesgo de fraude y de irregularidades.
Los objetivos desmesurados llevan a cometer delitos para obtener el bono: pagar coimas, fraguar presupuestos y libros... cualquier cosa". Concluyó el especialista y conferencista internacional contra la prevención y control del lavado de dinero y delitos a afines al la delincuencia organizada.

ALD

 

 

02/10/2017