Antilavado de Dinero: Dr. Alejandro Rebolledo sobre caso Odebrecht: delincuencia organizada controla a la economía

Dr. Alejandro Rebolledo sobre caso Odebrecht: delincuencia organizada controla a la economía

 Alejandro Rebolledo es un abogado penalista con amplia experiencia y reconocimiento en el tema de legitimación de capitales y lavado de dinero. Al frente de su escritorio jurídico, presta asesoría a empresas del ámbito financiero con miras a blindar sus operaciones frente al flujo de fondos ilícitos.

 

En la siguiente entrevista para la sección #YotePregunto de BancayNegocios, Rebolledo aborda en detalle el caso Odebrecht, escándalo de proporciones continentales en que la principal constructora brasileña es señalada por el presunto pago de sobornos multimillonarios a funcionarios gubernamentales en la región.

 

 
A continuación, lo que nos contestó el experto sobre las implicaciones que esta compleja investigación de escala global puede traer para el país:

 

 
– Con 98 millones de dólares en presuntos sobornos, ¿en qué lugar se ubica Venezuela entre los países afectados por el escándalo Odebrecht?

 

 
Según la información que se maneja desde el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Venezuela estaría en el segundo lugar después de Brasil, en cuyo caso se habla de 349 millones de dólares. En particular, creemos que puede ser mucho mayor el monto involucrado porque los montos de las obras asignadas, según denunciaron los diputados Julio Montoya y Juan Guaidó, se ubican aproximadamente en unos 16.000 millones de dólares.

 

Según lo que manejamos, el Departamento de Relaciones Estratégicas de Odebrecht llevaba una especie de contabilidad paralela, en que las comisiones fluctuaban entre 1 y 3% del valor de los contratos. Si se mantuvo ese estándar, estaríamos hablando de montos considerables. Aparte habría que considerar fondos desviados para viajes, regalos y dádivas para totalizar mucho más que el dinero estimado hasta ahora.

 

 
– ¿Cómo afectan este tipo de casos a la sociedad venezolana y al tema de la infraestructura en forma específica?

 

 
Es un caso muy lamentable que una organización tan importante haya caído en una situación como ésta. Debemos recordar que Odebrecht es una de las constructoras más importantes de América Latina, y resulta penoso que no haya tenido una visión de mantener negocios responsables, transparentes y seguros en lugar de obtener contratos a como diera lugar.

 

 
En una primera instancia, el hallazgo inicia con una joven que trabajó en el área de Relaciones Estratégicas y que entregó a las autoridades la información sobre lo que se venía haciendo durante los últimos 20 años.

 

 
El caso Petrobras, que involucró a funcionarios de gobierno y oposición en Brasil, detectó financiamiento a campañas políticas, no solo en dinero en efectivo sino en casas y recursos para apoyar campañas.

 

Estados Unidos se involucra en esta clase de investigaciones porque al efectuarse parte de los pagos en dólares americanos y utilizar su sistema financiero, buscan prevenir que haya una contaminación de su sector bancario.
Es por ello que al aparecer involucradas figuras de tanto nivel como el ex presidente Toledo de Perú, Santos en Colombia o Lula en Brasil, estamos ante un caso sumamente grave para todos los países mencionados en la investigación, incluyendo a Venezuela.

 

 
– ¿Qué debería hacerse para prevenir y castigar esta clase de hechos de corrupción?
Lo primero que se hace en delitos donde está involucrada la delincuencia organizada es negociar. Se les dice, si usted colabora para desmantelar una organización criminal podemos ofrecer una rebaja de su pena.

 

Por eso es que hay tanta información, sin lugar a dudas hay personas cooperando con las autoridades. El propio Marcelo Odebrecht, presidente de la compañía, está colaborando con la investigación.

 

En el caso de Toledo también los involucrados están cooperando, al igual que en Colombia.

 

– ¿En qué status se encuentra actualmente la investigación por el caso Odebrecht en el país y qué se puede esperar al respecto?

 

 
Lo que pasa en Venezuela es que tristemente no existe autonomía por parte del Ministerio Público para investigar la corrupción, que no tiene color político sino aliados de turno. Son mafias, organizaciones de poder que se infiltran en el Estado y utilizan las instituciones a su antojo.

 

 
El titular de la acción penal es el Ministerio Público, que debe dirigir la investigación. La Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional puede abrir una pesquisa, pero al final es la Fiscalía quien puede desarrollarla.

 

 
En el escándalo FIFA, por ejemplo, el Departamento de Justicia de EEUU estuvo involucrado y se activaron las federaciones de fútbol de cada país. Se solicita una rogatoria al país mencionado, sea Brasil o Suiza, en el marco de la cooperación internacional, pero al mismo tiempo se debe realizar una investigación interna. No es algo tan complejo de hacer.

 

 
Hay que determinar si las obras de Odebrecht se hicieron o no, quiénes las contrataron, qué ha pasado con esas obras en el tiempo… Pero no es solo Odebrecht, hay otras contratistas brasileñas que han trabajado en el país.

 

 
No sabemos si es un problema comunicacional del Ministerio Público, porque nunca se sabe sobre a quiénes están investigando, se buscan las estadísticas y no se consiguen. Tan solo hay una declaración de la señora fiscal en un programa de radio donde dijo que hay una persona detenida, pero no sabemos quién es.

 

 
No es lo mismo que pasa en Panamá, Dominicana o Brasil donde se han generado manifestaciones, hay detenidos, se activa el parlamento, etc. Aquí no se ha pasado de algunas declaraciones tímidas.

 

 
-¿Qué opinión le merece la reacción del presidente Maduro al ofrecer que se concluirán las obras que estaban a cargo de Odebrecht?

 

 
Cada vez que escuchamos una declaración de este tipo recordamos que según la constitución los delitos contra el patrimonio público no prescriben.

 

 
Por más que se intente tapar esto, si hay un daño a la República y algunas personas se enriquecieron a partir de esos daños, en cualquier momento se puede determinar y establecer responsabilidades.

 

-¿Existen precedentes para un caso de estas dimensiones?

 

Estamos ante uno de los escándalos más grandes que involucren a una empresa privada, mencionando aparte algunos hechos en Pdvsa o Petrobras.

 

 
He estudiado a profundida la delincuencia organizada, y ver la vagabundería que se produjo en este caso lo hace sumamente interesante desde el punto de vista criminalístico, cómo se llegó a penetrar tantas instituciones en América Latina, más allá de las vinculaciones por efecto de los sobornos.

 

 
-¿Cree que en Venezuela aún quedan por descubrir muchos casos de lavado de dinero?

 

 
Sin lugar a dudas la delincuencia organizada tiene el control de la economía en Venezuela. Cuando empecemos desde las instituciones a determinar casos de legitimación de capitales, sobornos y fraudes vamos a encontrar verdades que parecerán increíbles.

 

 

Sin destapar estos casos no se recupera confianza para que retornen las inversiones al país y haya una mayor transparencia y se pueda volver a pedir préstamos. El daño que hace la corrupción nos los hace a todos los venezolanos y por eso tenemos esta situación económica, porque no hay reglas.

Entrevisa de Freddy Campos de Bancaynegocios.com

 

09/02/2017