El ex director ejecutivo de planificación financiera de la compañía petrolera estatal de Venezuela se declaró culpable el miércoles por su papel en un esquema de malversación de $ 1,2 mil millones.

Los exfuncionarios y empresarios, algunos de los cuales son identificados en la acusación como “bolichicos” (empresarios y funcionarios que se han enriquecido gracias al chavismo), son acusados de aprovecharse del gigantesco diferencial entre la tasa de cambio oficial y la del mercado negro para amasar ganancias estimadas en varios cientos de millones de dólares.

Abraham Edgardo Ortega, de 51 años, nacional venezolano, se declaró culpable en un tribunal federal de Miami por un cargo de conspiración de lavado de dinero. Está programado para ser sentenciado el 9 de enero.

Ortega admitió haber aceptado sobornos de $ 5 millones para otorgarle el estado de préstamo prioritario a una compañía francesa y un banco ruso. Ambos eran accionistas minoritarios en empresas conjuntas con Petróleos de Venezuela SA o PDVSA. El dinero del soborno provino de $ 1.2 mil millones malversados ​​de PDVSA.

Incluyendo a Ortega, el Departamento de Justicia ha anunciado declaraciones de culpabilidad de 16 personas en relación con la investigación del soborno de PDVSA.

La semana pasada, un ex banquero de Julilus Baer Group fue encarcelado 10 años por su papel en el programa de malversación y lavado de dinero. Matthias Krull , de 44 años, ciudadano alemán y residente en Panamá, se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

A principios de esta semana, un ex oficial de adquisiciones de PDVSA, Ivan Alexis Guedez , de 47 años y residente de Katy, Texas, se declaró culpable en un tribunal federal de Houston de un cargo de conspiración para lavar dinero.

Los acusados ​​incluyen ex funcionarios de PDVSA, lavadores de dinero profesionales de terceros y miembros de la élite venezolana, a veces conocidos como "boliburgués", dijeron los fiscales.

La declaración de culpabilidad de Ortega reveló detalles sobre un esquema de inversión falsa. Fue hecho para parecerse a un pago en un fondo. En cambio, el dinero fue desviado y lavado.

El falso plan de inversión fue respaldado por "administradores de dinero cómplices, firmas de corretaje, bancos y firmas de inversión inmobiliaria en los Estados Unidos y en otros lugares, que operan como una red de lavadores de dinero profesionales".

ALD/FCPA

 

01/11/2018