La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro identificó a la organización narcotraficante Rincón Castillo (Rincón Castillo DTO), su nefasto líder narcotraficante colombiano Pedro Rincón Castillo (también conocido como "Pedro Orejas"), y una clave, El criminal asociado colombiano Horacio de Jesús Triana Romero como narcotraficantes extranjeros importantes de conformidad con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros para Narcóticos (Kingpin Act).

Siete individuos colombianos adicionales fueron designados para proporcionar apoyo material o actuar en nombre del DTO de Rincon Castillo. La OFAC también designó a siete empresas colombianas que son propiedad o están bajo el control de las personas designadas o el DTO de Rincon Castillo.

Como resultado de la acción de hoy, cualquier activo en el que estas personas tengan un interés en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses debe ser bloqueado e informado a la OFAC. Las reglamentaciones de la OFAC generalmente prohíben todas las transacciones de personas estadounidenses o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o intereses en propiedad de personas bloqueadas.

"El Tesoro está tomando medidas para cortar el flujo de las ganancias de cocaína colombiana a través de la elaborada red de minas esmeralda de la organización de narcotráfico Rincón Castillo y otras empresas aparentemente legítimas. Estados Unidos está comprometido a combatir a los cárteles dedicados al tráfico de cocaína y las redes violentas que han cultivado para lavar dinero sucio y transportar estas drogas peligrosas ", dijo Sigal Mandelker, subsecretario de terrorismo e inteligencia financiera.

"Continuaremos trabajando con los socios del gobierno de los EE. UU. Y Colombia para evitar que los responsables de esta actividad ilícita abusen de sistemas financieros legítimos en todo el mundo".

Desde al menos 2002, el narcotraficante colombiano Pedro Rincon Castillo distribuía regularmente cargamentos de cocaína, incluso en cantidades de varias toneladas, desde Colombia a Venezuela, México, República Dominicana, Haití y otros lugares, con la intención de importar a los Estados Unidos. Aunque Pedro Rincon Castillo fue arrestado en Colombia en 2013 y luego recibió una sentencia de 20 años por un asesinato violento, durante su encarcelamiento ha continuado sus actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero.

Pedro Rincon Castillo y tres miembros del DTO de Rincon, Horacio Triana Romero, Omar Rincon Castillo y Gilberto Rincon Castillo, fueron acusados ​​por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida por conspiración para distribuir cocaína el 28 de julio de 2017.

Pedro Rincon Castillo y el DTO Rincon Castillo operan laboratorios de cocaína en el área de Boyacá en Colombia, donde también poseen minas esmeralda y compañías relacionadas que lavan su dinero ilícito. La industria esmeralda de Colombia ha estado plagada durante mucho tiempo de violencia mientras varias facciones, incluidos los paramilitares y los cárteles de la droga, luchan por el control de las minas y su lucrativo producto.

El DTO Rincon Castillo ha apoyado a estos grupos violentos y ha mantenido relaciones para promover actividades ilícitas con las organizaciones colombianas de Nivel I anteriormente identificadas, incluidas las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y Los Urabeños (también conocido como Clan Usuga) y el Cártel de Sinaloa de México.

El DTO de Rincon Castillo está compuesto por familiares y allegados de su líder violento Pedro Rincon Castillo. Horacio Triana Romero, cuñado de Pedro Rincon Castillo, también es un narcotraficante extranjero importante con operaciones independientes, incluida la gestión de laboratorios de cocaína en Colombia, la coordinación de envíos de cocaína de varias toneladas y la imposición de impuestos a otros narcotraficantes y cocaína operadores de laboratorio.

Las autoridades colombianas arrestaron a Horacio Triana Romero en 2016 por intento de asesinato. Los hermanos de Pedro Rincon Castillo, Omar Rincon Castillo y Gilberto Rincon Castillo, están involucrados en el tráfico de drogas, incluida la coordinación de envíos y producción de cocaína, la compra de precursores químicos para el procesamiento de la cocaína, la recolección de deudas y asesinatos. Los hermanos adicionales Salvador Rincon Castillo, Gustavo Rincon Castillo y Emerio Rincon Castillo conducen lavado de dinero a través de la industria esmeralda y la compra de propiedades en Colombia, y brindan financiamiento para actividades continuas de narcotráfico de la DTO de Rincon Castillo.

Diosde Gonzalez Rodriguez, el otro cuñado de Pedro Rincon Castillo, opera laboratorios de cocaína y Julio Solano Chaves ayuda en la creación de compañías para el DTO de Rincon Castillo.

Las empresas colombianas designadas por OFAC hoy están supuestamente involucradas en la extracción y comercialización de esmeraldas, producción de suministros agrícolas y venta al por menor de ferreterías, pinturas y vidrio. Comercializadora Internacional Agrícola y Ganadera Rincon Castillo Limitada, Distribuidora y Eléctricos Rincon Ltda., Esmeraldas Colombianas Cerro Gualilo Ltda. CI, Esmeraldas Narapay Ltda., Inversiones de Occidente Ltda., Sociedad Esmeraldifera de Maripi Ltda., Y Zuliana de Esmeraldas CISAS fueron designadas como propiedad o controladas por estas personas o el DTO de Rincón Castillo.

La OFAC se coordinó estrechamente con la Administración para el Control de Drogas y el Centro de Alcance Nacional de Aduanas y Protección Fronteriza con el fin de ejecutar la acción de hoy.

Desde junio de 2000, más de 2.100 entidades y personas han sido nombradas de conformidad con la Ley Kingpin por su papel en el tráfico internacional de estupefacientes. Las sanciones por violaciones de la Ley Kingpin varían desde sanciones civiles de hasta $ 1,466,485 por violación hasta penas más severas.

Las sanciones penales para los funcionarios corporativos pueden incluir hasta 30 años de prisión y multas de hasta $ 5 millones. Las multas penales para las empresas pueden llegar a $ 10 millones. Otras personas podrían enfrentar hasta 10 años de prisión y multas de conformidad con el Título 18 del Código de los Estados Unidos por violaciones penales de la Ley Kingpin.

ALD/treasury.gov

 

 

05/06/2018