El senador republicano Marco Rubio denunció que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, envió a Estados Unidos al gobernador Rafael Lacava, quien ha sido acusado de lavado de dinero en Suiza y Andorra (España), para negociar las sanciones de la administración de Donald Trump contra miembros y allegados del Ejecutivo Nacional.

A través de su cuenta Twitter, Rubio calificó la medida como una "pérdida de tiempo" y aseguró que las acciones contra el Gobierno venezolano terminarán cuando sea disuelta la Asamblea Nacional Constituyente y se convoque a elecciones libres.

"Pérdida total de tiempo. Sólo terminarán después de que la asamblea constitutiva fraudulenta sea disuelta y sean programadas elecciones libres para un nuevo presidente", escribió en la red social.

El senador detalló que el viaje de Lacava tenía como objetivo "reunirse y negociar el final de las sanciones".

"Esto es lo que Nicolás Maduro y sus secuaces criminales han hecho. Una nación rica, con gente altamente educada y una de las tradiciones democráticas más antiguas de la región ahora tiene millones de refugiados, inanición y un zoológico con animales que se atacan unos a otros", agregó en Twitter.

Un reporte del diario español El País señaló la semana pasada que Lacava ocultó fondos en Suiza y Andorra fruto de una "intermediación" para la construcción de una refinería.

De acuerdo a la denuncia, el funcionario chavista en mayo de 2009 manejaba una cuenta en la Banca Privada de Andorra (BPA).

Carabobo participó en 2009 en Suiza en una Sociedad de Inversión de Capital Variable (SICAV), un instrumento al que recurren las grandes fortunas para pagar menos impuestos, según la BPA.

El gobernador, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), intentó mover en 2009 los honorarios que cobró presuntamente de una empresa por supuestos "servicios de intermediación" por la construcción de una refinería de petróleo, según los datos de la entidad financiera.

Lacava planeaba usar su cuenta en Andorra como pasarela para transferir su capital desde Venezuela a Suiza, informó El País.

Ante la convocatoria a elecciones presidenciales y legislativas para mayo de este año, Estados Unidos reconoció que podría aplicar más sanciones al régimen chavista para presionar a Maduro a dar marcha atrás.

La oposición venezolana y gran parte de la comunidad internacional adelantaron que no reconocerán los resultados de esos comicios, ya que consideran "fraudulento" el proceso electoral propuesto por el chavismo.

ALD/El País/Infobae

06/03/2018