Mientras las revelaciones sobre el caso Odebrechten el Perú siguen sucediéndose, particularmente tras la declaración de Jorge Barata a los fiscales, el Perú ya puede ir sacando lecciones y afrontar sus consecuencias en la política, la sociedad y la economía local.

Los panelistas convocados esta semana en Enfoque de los Sábados coincidieron en la gravedad de esta trama de corrupción, pero también señalaron que a partir de este, la Nación puede reforzar sus mecanismos de lucha contra la corrupción, tanto con prevención como con castigos ejemplares, y comenzar a educarse para que un caso similar no vuelva a ocurrir.

“Un sistema donde gane el honesto”

Para señalar una posible consecuencia inmediata, el gerente general del Instituto Nacional de Economía, Diego Macera, indicó que ante el parón en el crecimiento económico del Perú en los últimos años, la aprobación de la ley que reemplazar el decreto de urgencia 003 –el cual busca que las empresas investigadas como parte del caso Odebrecht puedan seguir operando y asegurar que le paguen una reparación al Estado- es clave. “Nos estamos jugando muchísimo, quizás no solo las expectativas de este año, sino de los siguientes”.
 
La meta hacia el 2021, explicó, es crecer al 4% o 4.5%, lo que “depende de empezar a hacer las cosas bien hoy”.
Más allá de lo inmediato, Macera advirtió sobre los efectos que tiene para la ciudadanía ver a sus líderes políticos y/o empresariales, sus modelos de éxito, involucrados en caso de corrupción. “Si vemos que es alguien que nos decepciona, que no cumplió con nuestras expectativas, luego uno mismo se cuestiona para qué está siendo virtuoso, por qué no le estoy dando coima al policía. “Debemos de tratar de tener un sistema que permita que el honesto, el transparente sea el que gane”.
 
El economista lamentó que tengamos “un sistema [político] en el que la percepción es que solo triunfas si aceptas plata por aquí, si escondes la cuenta por allá”. “¿Qué estamos haciendo para fortalecer las elecciones internas de los partidos, para transparentar?
 
No se trata de decir que nadie dé plata, porque entonces toda la plata que se quiera recaudar será negra”. También advirtió que si desde el Congreso no se empieza a tratar este problema “vamos a llegar a las elecciones del 2021 con exactamente el mismo problema y posiblemente las mismas consecuencias que vivimos hoy en el 2022 y 2023”.
Corto, mediano y largo plazo
El exprocurador Antonio Maldonado señaló que la corrupción en el Perú es un problema antiguo, bastante difundido en el país, que está en la política y las empresas, y que “ataca el concepto mismo de desarrollo de país”.
 
“No basta el crecimiento económico, hay que acompañarlo con una construcción institucional que permita prevenir, investigar y sancionar rigurosamente todos los actos de corrupción, aseguró. Por esto, el caso Odebrecht es una oportunidad para “cerrar esta cuenta de la República con el tema de la corrupción como corresponde: con investigaciones rigurosas en estricto respeto al debido proceso y con sanciones ejemplares. Esto nos puede poner en la órbita de los estados modernos”.
 
Para Maldonado, hay tareas de corto, mediano y largo plazo en esta lucha. En el primer grupo están las sanciones ejemplares, que los protagonistas de los casos, respetando el debido proceso, vayan presos. “Son medidas de prevención general y especial en el ámbito penal, de renacimiento moral y de esperanza.
 
Si esto no es así, va a seguir la antigua frase de ‘para mis enemigos la ley, para mis amigos todo’. También señaló la necesidad de reformas institucionales, no solo electorales, con un enfoque mucho más amplio y diverso”, así como “trabajos de largo plazo que van durar más allá de nuestra existencia: temas de educación y salud”.
 
El abogado, que como funcionario anticorrupción del Estado abordó el caso del gobierno de Fujimori, también señaló que luego de la caída de este régimen el Perú esperaba "un liderazgo comprometido con el Estado de derecho y la democracia”. Sin embargo, ocurrió lo contrario, ya que los próximos mandatarios “han traicionado” ambos principios. “Es difícil poder pedirle al ciudadano de a pie, al gobernador regional y local, al alcalde, una conducto distinta si el propio presidente no lo demuestra con su ejemplo”.
Escucha la segunda parte del programa de Enfoque de los Sábados sobre los efectos del caso Odebrecht.
Escucha la segunda parte del programa de Enfoque de los Sábados sobre los efectos del caso Odebrecht. | Fuente: RPP Noticias
La reforma electoral, más necesaria que nunca
Francisco Tudela, excanciller (1995-97) y vicepresidente (2000-01), señaló que a la luz de las declaraciones de Jorge Barata sobre aportes de Odebrecht a campañas electorales en el Perú, “el problema central acá es el sistema electoral”. “Distintos grupos compiten por el poder y esa competencia es muy cara.
 
El Perú exige, por ejemplo, una valla para inscribir un partido de cientos de miles de firmas. Entiendo que reunirlas cuesta alrededor de un millón de dólares, sino dos. Eso es monstruoso: el que quiere entrar en política, no llegar a la campaña, ya necesita ‘mecenas’,  empresas que le paguen esa plata y que lo endosen, o gente de mucho dinero”.
Según el exministro, el problema parte de esos aportes a candidatos, quienes “se sienten moralmente endeudados con las personas que los han financiado". “Fijémonos que todos nuestros casos, tanto el de los ‘vladivideos’ como este: giran alrededor del tema de las campañas y se producen cuando vienen las campañas electorales. El corazón del problema está ahí, está identificado, ese es el campo en el que tenemos que actuar. Tenemos que ver qué hacemos con las firmas, con los costos de las campañas”.
 
Tudela señaló que los ‘vladivideos’ mostraron “un modus operandi que por desgracia y gran tristeza para el país sigue siendo el mismo”, con la diferencia de que “hoy no tenemos videos como entonces, todavía, y no podemos probar nada”. “No sabemos si hay registros de estos pagos y esto está por verse (…) En el caso Odebrecht y todo lo que ha señalado
Barata, que no me atrevería a decir que es falso, el dinero lo traen los ‘doleiros’, los contrabandistas que se pegaban el dinero al cuerpo, que luego se coloca en maletines y se hacían las contribuciones en billetes a siete partidos, según Barata. Si Montesinos no se hubiese autofilmado cometiendo sobornos con empresarios, políticos, congresistas, todos hubieran podido negar haber recibido el dinero”.
 
El exministro agregó que el problema también está en cómo se dan las concesiones de obras públicas. “El sistema de concesiones ha estado atado al poder de dar leyes o decretos para regular esas mismas concesiones según convenga. Eso abre la puerta a la corrupción. Barata ha revelado corrupción electoral, pero también hay  corrupción corporativa, judicial (…) Un sistema electoral que pone vallas imposibles y que es enormemente oneroso, genera necesariamente corrupción, es casi automático”. Acerca de cómo de resolver el problema con educación, señaló que lo básico es “identificar qué valores debemos enseñar” a los alumnos desde el Estado.
 
Prevenir, educar y centrase en lo importante
Antero Flores Aráoz, ex ministro de Defensa y ex presidente del Congreso, coincidió en que la corrupción no es un problema nuevo, solo que a partir de los ‘vladivideos’ hubo un “quiebre” en cómo estos se hacen públicos. “Hoy, con el tema Barata, no me digan que recién con Odebrecht hay coimas en las construcciones.
 
Lo sabemos desde hace décadas: te piden el estipendio (pago) para darte una obra o te lo ofrecen, viene desde los dos lados. Antes hemos visto como se ha ubicado a los sectores públicos, pero es la primera vez que vez [que se ve] sectores privados, empresariales, metidos en el tema. Lo ha hecho ver lo de Odebrecht y las compañías brasileras, después las consorciadas, el club de las constructoras, en fin.”
 
Según el excongresista, los escándalos por corrupción y el desprestigio están alejando a la gente “decente” de la política. “El que es político, empresario, profesional o gremialista decente, ¿por qué no se mete? Porque el sistema lo hace desconfiado (…) ¿Cómo gente que siempre ha sido decente  se va a meter en esto que es una exposición constante?”
 
Para afrontar el problema a largo plazo, opinó, hace falta “educación en valores”. “No puedes haber dejado de lado la educación cívica, lógica y ética, etc., para dedicarte simplemente a las ciencias y a las matemáticas. Tú tienes una obligación, desde el Estado, formativa de la gente y formativa en valores.
 
En el plazo inmediato, agregó, el foco debe ser la prevención, lo que se puede hacer desde la Contraloría. “Lamentablemente, el Congreso no lo ha entendido hasta ahora. [El contralor] Nelson Shack está clamando para que haya acompañamiento para prevenir, no solo revisión después de que las cosas han sucedido”.
 
Al respecto, criticó que el Parlamento no se centre en temas como el D.U. 003, con lo que están en vilo “miles y miles de trabajadores”, subcontratistas, proveedores, accionista minoritarios, las AFP y los bancos. “Esto es sumamente grave y estamos todos con el señor Barata, que nos lleva de la nariz, con un Congreso dedicado a decir que no puede haber publicidad del Estado en medios privados, o sea solo en el diario El Peruano que solo leen algunos abogados. ¡Esto es de locos!”.
 
ALD/RPP
 
 
04/03/2018