La Fiscalía General de Colombia envió al presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) las pruebas que demuestran que Odebrecht sí asumió costos en las campañas presidenciales de Oscar Iván Zuluaga y Juan Manuel Santos durante los años 2014-2018.

En un comunicado indicó que "todos los elementos probatorios de naturaleza testimonial y documental que a la fecha tiene en su poder la Fiscalía le permiten concluir certeramente que con relación a la campaña presidencial 2014-2018, Odebrecht asumió costos relacionados con la misma y que los dineros se pagaron desde el División de Operaciones Estructuradas de esa compañía”.

Esa División de Operaciones Estructuradas era el departamento clandestino a través del cual Odebrecht manejaba los pagos ilegales.

En el documento la Fiscalía afirma que hizo acopio de todas las pruebas y hace énfasis en la premura por la “adopción de decisiones” por parte del CNE sobre el caso Odebrecht.

Asimismo, la Misión de Observación Electoral (MOE) advirtió este miércoles que el próximo 15 de julio podría caducar la investigación por el pago de multimillonarios sobornos que la multinacional brasileña Odebrecht efectuó en la campañas electorales en el 2014 a cambio de contratos en infraestructura y energía.

“De no tomarse ningún correctivo en los siguientes tres días se mantendría el manto de impunidad frente a estos hechos, lo que pone de presente, una vez más, la urgencia de realizar una reforma a la institucionalidad electoral”, detalló la MOE.

Dentro de las pruebas recaudadas por la Fiscalía resalta una en la que se conoce que en efecto la persona que recibió el dinero por los servicios de publicidad a esa campaña fue el publicista José Eduardo Cavalcanti de Mendonça, conocido como ‘Duda’ Mendonça, a quien se le pagó 2.589 millones de pesos por una asesoría.

El escándalo de Odebrecht ha implicado a varios políticos colombianos e involucró a al menos 12 países del continente.

El Consejo Nacional Electoral aborda la investigación, pero hasta el momento no se ha tomado ninguna decisión.

Según El Departamento de Justicia y las fiscalías suiza y brasileña los sobornos de Odebrecht podrían estar por los 439 millones de dólares en sobornos, de los cuales 11,2 se habrían pagado en Colombia.

Caso Odebrecht y Colombia 

El Caso Odebrecht es una investigación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos publicada el 21 de diciembre de 2016 sobre la constructora brasileña Odebrecht, en la que se detalla que la misma habría realizado coimas de dinero y sobornos, a funcionarios públicos del gobierno de 12 países: Angola, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela,2​ durante los últimos 20 años, para obtener beneficios en contrataciones públicas.

Odebrecht creó esta «Caja B» a finales de los años 10 con el nombre de «Sector de relaciones estratégicas» para disimular la maraña de coimas. Concepción Andrade, entonces veinteañera y empleada de la empresa, fue la primera secretaria del ilegal departamento de sobornos, con base en Brasil, desde 1987. A su despido, en 1992, se marchó a casa con los registros que había levantado y los guardó durante tres décadas hasta entregarlos a la justicia brasileña y a la Comisión del Congreso encargada de la investigación.

El documento de las autoridades judiciales estadounidense sostiene que en un periodo comprendido aproximadamente entre 2009 y 2014, Odebrecht efectuó e hizo que se efectuaran pagos por más de US$11 millones para asegurar contratos de obras públicas."La empresa obtuvo beneficios de más de US$50 millones como resultado de esos pagos corruptos". la compañía constructora tiene presencia en Colombia desde el año 1991, entre el año 2009 y 2014, realizó pagos corruptos para asegurar contratos de obras públicas.

En este periodo aparecen dos obras de alta ingeniería, la Ruta del Sol Sector 2, adjudicada en diciembre de 2009 por el transformado Instituto Nacional de Concesiones (Inco), y el contrato para la navegabilidad del río Magdalena, entregado en agosto de 2014 al consorcio Navelena, que controla Odebrecht.

La justicia colombiana ya enfocó sus primeras acciones en establecer qué negocios tuvo en el país Odebrecht S.A. durante los 15 años señalados en Estados Unidos. El fiscal Néstor Humberto Martínez hizo contacto con el Departamento de Justicia de Estados Unidos para concertar la forma de compartir la información recaudada por la Corte de Nueva York, mientras que en Colombia se creó un grupo de trabajo especializado constituido por 3 fiscales y 20 investigadores, que ya emprendieron las primeras investigaciones sobre la constructora brasileña Odebrecht, en la que se detalla que la misma habría realizado coimas de dinero y sobornos, a funcionarios públicos del gobierno de varios países para obtener beneficios en contrataciones públicas misiones de recaudo de información.

La justicia colombiana apunta a relacionar a los representantes legales de las entidades públicas y la multinacional brasileña desde 2009 hasta el 2016, Odebrecht opera desde el año 1991 en Colombia, al tiempo que se pretende recaudar toda la documentación que detalle el trámite que se les dio a los negocios de Odebrecht en Colombia.

En principio se busca establecer si los hallazgos y reportes de la justicia norteamericana son suficientes para estructurar procesos penales por cohecho impropio, enriquecimiento ilícito y lavado de activos en Colombia, si se comprueban los ilícitos.

Ante el escándalo desatado por los anuncios de la justicia norteamericana, la Presidencia anunció que ya entró en contacto con la justicia norteamericana y habrá plena colaboración en todo lo que se requiera.

En sus primeras declaraciones, el secretario de Transparencia, Camilo Enciso, manifestó que su dependencia le ayudará a la justicia a identificar cuál fue el funcionario que recibió US$6,5 millones en sobornos entre 2009 y 2010. Odebrecht tenía una División de Operaciones Estructuradas, manejada por una compañía de papel constituida en Islas Vírgenes Británicas, a través de la cual transfería dineros para concretar los sobornos.

El funcionario fue detenido por este caso, y quien recibió los USD$6.5 millones de dólares, es el ex-Viceministro de Transporte Gabriel García Morales, a quien la Fiscalía le imputó los cargos de enriquecimiento ilícito, cohecho e interés indebido en la celebración de contratos, al favorecer a Odebrecht como adjudicataria del contrato de la Ruta del Sol Tramo 2, descartando a los demás competidores. dente 2014: y 17​

La segunda captura por este caso fue realizada a mediados de Enero de 2017 en contra del ex-senador colombiano Otto Nicolás Bula; según investigación de la FIscalía, Bula fue contratado por la sucursal de Odebrecht en Colombia el 5 de agosto de 2013, con el fin de que el ex-senador obtuviera el contrato para hacer la vía Ocaña-Gamarra, en favor de la Concesión Ruta del Sol S.A.S., del cual Odebrecht era parte.

Para lograr que Odebrecht obtuviera este contrato, se habría materializado el segundo soborno de la firma en el país por valor de USD$4.6 millones de dólares, para que el proyecto no fuese sometido a una licitación como estipula la ley, sino que se realizara en forma directa a través de un convenio, que se logró el 14 de marzo de 2014. La Fiscalía General de la Nación le imputó cargos al ex-senador Bula por los delitos de cohecho por dar u ofrecer y enriquecimiento ilícito.

La constructora fue expulsada del gremio por la Cámara Colombiana de Infraestructura el 16 de enero de 2017.

El 14 de enero fue detenido el excongresista del derechista Partido Liberal Otto Bula, acusado de recibir una comisión de 4,6 millones de dólares por favorecer a Odebrecht en la concesión de una carretera. De igual manera, Bula ha declarado haber entregado una suma cercana a US$1 millón a un empresario de nombre Andrés Giraldo, quien sería el enlace entre él y el Jefe de Campaña de Santos Presidente 2014 (reelección): Roberto Prieto.

Esto implicaría que el Gobierno del Nobel de Paz y el mismo Presidente tendrían algún grado de implicación en este gigantesco escándalo transnacional. Se investiga también la posible participación del consultor brasileño Duda Mendoça, detenido en el marco de la Operación Lava Jato, en la campaña de Óscar Iván Zuluaga. Según las investigaciones, Odebrecht habría pagado 1,6 millones de dólares a Mendoça para asesorar la campaña de Zuluaga, candidato de Álvaro Uribe.

Gabriel García Morales l ex viceministro de Transporte durante uno de los Gobiernos de Álvaro Uribe (2002-2010) fue arrestado por cargos de que recibió sobornos de Odebrecht para favorecerla en la concesión para la construcción de una carretera.

ALD

13/07/2017