La lista OFAC, instrumento puesto en práctica por el Departamento del Tesoro de los EEUU, busca sancionar a personas naturales y empresas que estén involucrados en delito de narcotráfico y lavado de dinero, sin embargo ha sido también utilizada por parte del gobierno estadounidense para congelar activos de personas o gobiernos involucrados en violaciones sistemáticas a derechos humanos.

 

No sólo la lista OFAC ha incluido personas de forma individual o empresas involucradas en lavado de dinero, sino también ha sancionado a Estados enteros dentro de las políticas de seguridad del gobierno de Washington, recordando que en este instrumento no solo está involucrado el Departamento del Tesoro,  sino además la secretaria de Defensa, de Justicia y organismos de inteligencia.

 

Caso Corea del Norte

Luego de la Guerra de Corea (1950-1953) en la que se escenificaba el primer conflicto de la llamada “Guerra Fría”, Corea del Norte, luego de los acuerdos firmados para la división del país por el paralelo 38, fue sancionada con medidas económicas, esta decisión buscaba debilitar el “apoyo de la Unión Soviética” hacia su aliado en el norte.

En 1995/96, las sanciones se suavizaron con el suministro de energía y el financiamiento. Sin embargo, en 2013, luego de la expansión del programa nuclear, se han reforzado las sanciones contra el suministro de armas y el sistema financiero. EE.UU. pretendía aumentar la presión sobre Pyongyang, y obligarlos a negociar con la excusa de “evitar que las intenciones nucleares de ese país se consolidaran”.

Cuba

El Gobierno de EEUU mantiene un bloqueo económico luego de la llegada al poder de Fidel Castro y la instauración de su sistema comunista en la isla.

En febrero de 1959, Castro fue elegido Primer ministro de Cuba, algo que no gustó al gobierno de Washington, quien en 1960, bajo la preidencia del republicano Dwight Eisenhower, se aplicaron las primeras sanciones de EE.UU., mantenidas por el demócrata John F. Kennedy, en respuesta a la nacionalización de empresas estratégicas del Estado y compañías estadounidenses en la isla.

En principio las sanciones estaban asociadas con la disminución de las importaciones de azúcar de la isla. EE.UU. retiró el apoyo político y militar a todos los países que apoyaban a Cuba. Unos meses más tarde se prohibió el envío de todo tipo de artículos excepto alimentos y medicamentos.

En febrero de 1962, la Casa Blanca recrudeció las medidas y el embargo llegó a ser casi total. Ese mismo año, Cuba fue expulsada de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

 

 Desde 1966, se prohibió a los ciudadanos estadounidenses visitar Cuba bajo pena de hasta 10 años de cárcel y multas considerables.

En 1996 se aprobó la Ley Helms- Burton, que incluía sanciones a las empresas extranjeras que tuvieran relaciones comerciales con Cuba. En 2000 se decidió utilizar las cuentas congeladas por 120 millones de dólares para el pago de la "compensación a las víctimas del terrorismo cubano".

 

Irán

La Revolución Islámica que depuso a Mohammad Reza Shah Pahlavi el 11 de febrero de 1979, mejor conocido como el Sha de Irán, trajo consigo sanciones por EE.UU., que apoyaba el régimen por los grandes negocios petroleros que el gobernante prooccidental permitía a las transnacionales.

 Ese mismo año EE.UU. congeló los activos iraníes y las reservas de oro en sus bancos en respuesta a la toma de la Embajada estadounidense en Teherán y estableció sanciones a las empresas extranjeras que violaran las restricciones.

En 1984 se instauró una prohibición a la emisión de créditos por parte de las instituciones financieras internacionales. En 1987 el comercio entre EE.UU. e Irán se canceló completamente.

Para 1995 las sanciones fueron suavizadas e Irán empezó a recibir productos estadounidenses a través de terceros países. En 1996 Washington decidió que cualquier país que invirtiera más de 20 millones de dólares en el sector energético de Irán sufriría sanciones, que incluían la prohibición de la actividad interbancaria, la pérdida de licencias de exportación y la exportación de equipos a EE.UU., entre otras.

En 2012 hubo otra ola de sanciones dirigida contra los bancos iraníes, así como a las empresas y los individuos asociados con la industria nuclear de Irán.

Tras el acuerdo recientemente alcanzado sobre sobre el programa nuclear iraní, Estados Unidos decidió retirar las sanciones. 

Iraq

Las sanciones comerciales en contra de Iraq fueron impuestas en 1990- en medio de la Guerra del Golfo- al prohibir la importación de cualquier mercancía, excepto alimentos y medicinas, y la exportación de petróleo y sus derivados.

Además, el Consejo de Seguridad de la ONU prácticamente privó al país del control sobre partes del territorio en el norte y sur del país, donde se crearon zonas de distensión.

En 2003, una vez que EE.UU. invadió Iraq con la excusa de las armas de destrucción masiva y el terrorismo, Washington anunció un posible levantamiento unilateral de sanciones para esquivar las sanciones de la ONU. De su parte, las sanciones de la ONU no se levantaron hasta 2010.

 

 

 

Yugoslavia

Durante el conflicto en los Balcanes, en 1991 el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una serie de resoluciones que imponían sanciones contra la antigua Yugoslavia, las cuales fueron respaldadas por EE.UU. Se bloqueó la compra de armas y se congelaron las cuentas bancarias en el exterior.

EE.UU., por su parte, introdujo en 1998 una serie de sanciones selectivas contra personas, bloqueando todos los permisos, licencias, activos y cuentas de estos ciudadanos en su país.


Birmania

En 1997 las empresas estadounidenses perdieron el derecho a invertir en este país y a los miembros de la junta militar se les negó la entrada a EE.UU., dadas las sanciones por supuestas violaciones a los derechos humanos y por cuestiones políticas.

En 2003 las sanciones se hicieron más estrictas. Se prohibieron todas las importaciones procedentes de Birmania y los activos de ese Gobierno en EE.UU. fueron congelados. Incluso, los representantes norteamericanos fueron instruidos para votar en contra de los préstamos a ese país asiático ante las instituciones financieras internacionales. Sin embargo, la licencia general No. 14B permite a organizaciones humanitarias y religiosas sin fines de lucro en Birmania recibir financiamiento del Gobierno estadounidense.

 

Zimbabue

Las sanciones contra Zimbabue se introdujeron en 2002. Sus activos fueron congelados y se les prohibió viajar entra a suelo estadounidense, aunque no lograron el efecto deseado.

Las autoridades de Zimbabue afirman que la crisis económica en el país africano es producto de las sanciones de la comunidad internacional.

Bielorrusia

En 2004, el Senado de EE.UU. aprobó la “Ley para la Democracia en Bielorrusia” en la que los legisladores exigieron de manera ilegítima e ilegal que Bielorrusia les informara sobre su suministro de armas y tecnología. También se ofreció la asignación de fondos para "apoyar los procesos democráticos" en el país, con el fin de desestabilizar al gobierno legítimamente constituido.

Con el tiempo las sanciones fueron constantemente reforzadas. En 2011, se amplió el número de funcionarios bielorrusos, a los que se estableció un régimen de sanciones financieras y de visa. Entre las personas afectadas se encuentran el presidente Alexánder Lukashenko, sus hijos Víctor y Dmitri, así como periodistas, funcionarios, fiscales y jueces.

 

Siria

En 2004 las restricciones estaban relacionadas con las acusaciones por parte de Washington de un supuesto apoyo a organizaciones terroristas, así como a quienes participaron en la ocupación del Líbano. Al Gobierno sirio se le acusó de desarrollar armas de destrucción masiva y de ayudar a rebeldes en Irak

Las cuentas de varios individuos y compañías en Estados Unidos fueron congeladas, las exportaciones de casi todo tipo de bienes, excepto alimentos, medicinas y algunos repuestos, fueron prohibidas. También se interrumpió el tráfico aéreo.


República Democrática del Congo

Fueron introducidas en 2006 y extendidas en varias ocasiones.

La enviada especial de la ONU Margot Wallström acusó en 2010 a las fuerzas militares del Gobierno de la República Democrática del Congo de ser culpables de violaciones a DDHH y asesinatos. Se les impuso sanciones a los activos y operaciones de las personas señaladas como violadores de derechos humanos.

 

 

Sudán

En 2007, unas 30 compañías sudanesas perdieron la posibilidad de mantener relaciones comerciales con EE.UU. y de recibir fondos de los bancos estadounidenses, y sus activos congelados en los bancos norteamericanos.

El gobierno de Sudán exhortó en febrero de 2015 a Estados Unidos a reconsiderar sus sanciones unilaterales contra el país debido a que afectan intereses del pueblo sudanés y  la situación económica de este país.

Estados Unidos por su parte, anunció la flexibilización de las sanciones al permitir la exportación de equipo y software de comunicación personal, incluyendo teléfonos inteligentes y computadoras portátiles.

Somalia

Las sanciones contra Somalia surgieron como consecuencia de las acciones del grupo extremista Al-Shabab, y se introdujeron en 2010.

Al-Shabab controlaba entonces parte de la capital del país y todo el sur de Somalia. Los funcionarios estadounidenses sospechaban que la agrupación tenía nexos con Al Qaeda, grupo terrorista creado por el propio Gobierno norteamericano.

A los civiles sospechosos de apoyar al grupo militante les fue negada la entrada a Estados Unidos y sus activos fueron congelados.

 

 

Libia

En 2011 el presidente Barack Obama impuso sanciones comerciales y financieras contra Libia. Las restricciones afectaron a una serie de bancos y empresas de propiedad estatal que no estaban autorizadas a hacer negocios en territorio estadounidense.

Las sanciones fueron parte de una gran coalición occidental que además armó y entrenó a los terroristas que ayudaron a derrocar y asesinar al presidente Muammar Gaddafi, con la ayuda militar de la OTAN.

 

Costa de Marfil

EE.UU. impuso en 2011 sanciones contra el presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, su esposa y sus simpatizantes, luego de que en algunas ciudades del país africano fueran canceladas las elecciones y por acusaciones de violaciones a los derechos humanos.

En los años 70, Costa de Marfil era una de las economías más fuertes de África. En los 80 y los 90 surgieron problemas económicos y políticos que resultaron en una guerra civil para el 1999. Las sanciones de EE.UU. prohibían el comercio con personas u organizaciones que aportaban armamento o asistencia al país.

Líbano

Bajo la excusa de contrarrestar a personas que “socavaban la soberanía del Líbano”, se impusieron sanciones en 2012 que estipulan la prohibición de entrada a territorio estadounidense, así como la congelación de activos y operaciones financieras.

Ucrania

En marzo de 2014 se impusieron sanciones contra funcionarios, el presidente Víktor Yanukóvich y el político Víktor Medvedchuk, tales como la restricción de entrada a EE.UU. y congelación de activos.

En febrero se implantó la prohibición de visados para cerca de 20 funcionarios de alto nivel del Gobierno de Ucrania y otros ciudadanos. Las sanciones vinieron luego de que la administración de Obama propiciara el golpe de Estado que depuso a Yanukóvich y dividiera al país.

Yemen

En 2012, durante la guerra civil en Yemen, EE.UU. impuso sanciones contra las personas que pertenecían al gobierno. Se les negó la entrada a Estados Unidos, y los activos en EE.UU. fueron congelados.

En noviembre de 2014 Obama impuso nuevas sanciones contra Yemen que incluyen, el congelamiento de los bienes que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense funcionarios del gobierno yemeníes, y se prohíbe a ciudadanos y entidades estadounidenses llevar a cabo transacciones financieras.

Sudán del Sur

En 2014, con el trasfondo de los enfrentamientos entre el Gobierno de Sudán del Sur y grupos rebeldes, EE.UU. activó sanciones.

Las limitaciones implicaron la congelación y confiscación de activos de personas "involucradas en actividades ilícitas".

También, se les prohibió a los ciudadanos y empresas de Estados Unidos tener relaciones financieras con estos individuos.

Rusia

Cuando se consumó el golpe de Estado contra Yanukovich, algunas regiones del este y el sur de Ucrania abogaron por su independencia. En este sentido, el presidente ruso Vladimir Putin promulgó la incorporación de la República de Crimea y del puerto de Sebastopol a la Federación de Rusia, previamente ratificado por el Consejo de la Federación, reunificando el país con esta región, que le perteneció hasta 1954.

En marzo de 2014, Estados Unidos anunció la imposición de medidas restrictivas contra las autoridades rusas. Washington y  la UE justificaron las sanciones tras la acusación contra Moscú de "violar" la soberanía y la integridad territorial de Ucrania.

Rusia rechazó las acusaciones y aseguró que el referendo sobre la independencia de Crimea se hizo bajo la observación de entidades internacionales, por tanto, cumplió con todas las normativas al respecto.

El nuevo primer ministro de Crimea, Serguéi Axiónov, fue víctima de las sanciones. Se le negó la entrada a EE.UU. y sus activos en el extranjero fueron congelados.

La lista de las personas que tienen prohibida la entrada a EE.UU. contiene los nombres de varias docenas de funcionarios estatales rusos.

A principios de agosto, Rusia respondió con sanciones a la UE y EE.UU. de un año para el sector agrícola y alimentario, e incluye carne, pescado, embutidos, crustáceos, moluscos, legumbres, hortalizas, lácteos, verduras y fruta. Australia, Canadá y Noruega también resultaron afectados.

El 12 de septiembre, el presidente de EE.UU., Barack Obama, indicó que su Gobierno impondrá nuevas sanciones sectoriales a Rusia, sumándose a la UE usando a Ucrania como excusa.

"Vamos a profundizar y ampliar las sanciones contra el sector financiero, energético y de defensa de Rusia. Estas medidas van a incrementar el aislamiento político de Rusia, así como los costes económicos", declaró Obama en ese momento.

El mandatario acusó a Moscú de desestabilizar, "incluida la presencia de tropas rusas fuertemente armadas en el este de Ucrania".

Entre las empresas sancionadas por Obama se encuentran: Gazprom Neft; Lukoil, Rosneft, Gazprom, Surgutneftegaz, Transneft, Rostec y la corporación aeroespacial Oboronprom.

Se restringió igualmente el acceso al mercado de capitales para varios bancos rusos, reduciendo el plazo de los préstamos hasta 90 días. Estas medidas abarcarán a las entidades financieras Sberbank, Banco de Moscú, Gazprombank, Rosseljozbank, Vneshekonobank y VTB.

Además, entraron en la lista varias empresas de defensa: la oficina de diseño Raspletin, el Instituto de Estudios para Diseño de Instrumentos Tijomirov, la planta Kalinin, la planta Mytischenski y la empresa de investigaciones Dolgoprudny.

Por su parte, el bloque europeo también impuso sanciones al servicio de préstamo e inversión de cinco bancos rusos: Sberbank, VTB, Gazprombank, VEB y Rosseljozbank. Las compañías residentes en la UE ya no podrán solicitar créditos a estas entidades bancarias rusas. Además, se prohíben las operaciones de emisión de obligaciones y otros valores con vencimientos de más de 30 días.

Asimismo, la Unión Europea elevó a 119 los nombres en su lista sancionatoria para Rusia y Ucrania al incluir a otras 24 personas. De acuerdo con el texto del nuevo documento, las sanciones afectan al jefe de la corporación Rostéj, Serguéi Chémezov, y al primer ministro de la República Popular de Donetsk, Alexánder Zajárchenko, además de a varios diputados rusos.

El 03 de marzo de 2015 el presidente de Estados Unidos anunció la prórroga de las sanciones contra Rusia por un año, como mecanismo de presión para forzar al Kremlim a aceptar las políticas desarrolladas por occidente en Ucrania, en amenaza a la soberanía del Estado ruso.  

El 02 de marzo de 2016, las sanciones impuestas por EE.UU. contra Rusia por el conflicto en Ucrania fueron prorrogadas por el presidente Barack Obama hasta después del 6 de marzo de 2016. 

De acuerdo al decreto presidencial, las acciones de Rusia representan “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos". 

Venezuela

El 18 de diciembre de 2014 Barack Obama firmó sanciones contra funcionarios de Venezuela, tras ser aprobadas previamente por el Congreso de ese país norteamericano.

Las sanciones consisten en la congelación de activos y prohibición de visados para funcionarios venezolanos a los que las autoridades estadounidenses señalan como supuestos responsables de violaciones a los derechos humanos en las protestas golpistas registradas entre febrero y mayo de este año en Venezuela.

El 03 de marzo de 2015 el presidente estadounidense Barack Obama, extendió por un año la declaratoria de "emergencia nacional" sobre Venezuela, alegando que este país "erosiona los derechos humanos" y "persigue a sus dirigentes políticos".

En una carta a los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado, Obama señaló que es "necesario continuar la emergencia nacional declarada en la orden ejecutiva 13692 con respecto a la situación en Venezuela", que el mandatario había ordenado en marzo de 2015.

El Departamento del Tesoro decidió el 13 de febrero de 2017 anular la visa del vicepresidente venezolano Tareck El Aissami, confiscar propiedades y le prohibió realizar transacciones financieras o comerciales con instituciones estadounidense”.

 

 

Por redacción de ALD

20/02/2017