La Corte del Distrito Sur de Texas sentenció al empresario venezolano Abraham José Shiera-Bastidas a pagar de su "dinero personal" la cantidad de US$ 18 millones 824 mil 797 dólares provenientes de la actividad criminal por la cual fue acusado, dice el documento emitido por el juez de Houston, Gray H. Miller el pasado 5 de enero de 2017.

Shiera-Bastidas se declaró culpable de haber conspirado para violar la Ley de Prácticas Corruptas de los Estados Unidos el 27 de febrero de 2016.

En los procedimientos de este tipo, cuando los acusados aceptan su culpabilidad, están obligados a renunciar a todos los bienes, reales o personales, que constituyan o se deriven del crimen por el cual son procesados.

Junto al empresario Roberto Rincón, Shiera-Bastidas fue acusado de haber participado en un colosal esquema de sobornos. Las empresas de ambos sujetos pagaron más de mil millones de dólares a funcionarios y empleados de la estatal Petróleos de Venezuela Pdvsa para conseguir jugosos contratos, en su mayoría con sobrefacturación.

En la demanda interpuesta por el gobierno de los Estados Unidos contra Shiera-Bastidas y su socio Roberto Rincón, se reconoce que los ingresos de los contratos de PDVSA, asociados con pagos de sobornos, estarían sujetos a decomiso.

En la sentencia del juez se lee que las partes involucradas en la querella "no tienen toda la información necesaria para calcular la cantidad de dinero personal que obtuvieron a lo largo de la conspiración, no obstante en el momento de la firma del acuerdo entre el gobierno, Shiera y su familia se acordó que el monto de la sentencia fuera fijada en la cantidad de $18,824,797.67 dólares".

De acuerdo a la Regla Federal de Procedimiento Penal 32.2 (b) (1) (A) en los casos de esta naturaleza, el gobierno busca una sentencia de dinero personal del acusado y el tribunal debe determinar la cantidad que el demandado será condenado a pagar en calidad de decomiso.

La decisión del tribunal se basa en pruebas registradas a lo largo de la investigación. La sentencia de dinero en el contexto de la confiscación penal debe determinarse tan pronto como sea posible después que una declaración de culpabilidad es aceptada.

Las partes discuten, luego de la declaración de culpabilidad, qué activos específicos deben ser confiscados y la cantidad de la sentencia de dinero.

La sentencia de dinero de Shiera Bastidas fue firmada por Andrew Weissmann Kenneth Magidson, jefe de la sección de fraude, de la División Penal del Distrito Sur de Texas del Tribunal de los Estados Unidos.

 

 

Por Maibort Petit

 

22/01/2017